Chile: El efecto colateral del Coronavirus | Ser-Cap

Chile: El efecto colateral del Coronavirus

Nos extendemos a toda Latinoamérica vía Streaming
31 marzo, 2020
Última semana: Gana un taller Streaming gratis
31 marzo, 2020

Chile: El efecto colateral del Coronavirus

 
file_20200326190916
 

 

Nos detuvimos y nuestra naturaleza resurgió, nos quedamos en casa y las aguas se limpiaron, los animales “recuperaron” sus espacios. Una pausa obligatoria hizo posible esto. Muchas han sido las postales a nivel mundial que demuestran aquello. Las especies marinas recuperaron en pocos días su “soberanía”, nuestro aire se limpió y se respira mejor, los cielos se aclararon del smog y bruma gris.

Pero esto no ocurrió porque sí, miles de vidas se están perdiendo a causa de una pandemia que nos mantiene resguardados en casa, expectantes y con más preguntas que respuestas. Atravesamos por una crisis sanitaria, el llamado es a cuidarse y a cuidar a los demás. Por ahora el mejor remedio y la solución más concreta es el aislamiento y la cuarentena.

¿Es suficiente para mitigar el cambio climático?

Según datos concretos, los índices de contaminación han bajado. Expertos mencionan que la calidad del aire en Santiago de las últimas dos semanas muestra menos índices de material particulado, esto producto de la cuarentena en la que nos encontramos. Este mismo resultado se repite en grandes capitales del mundo. Pero los expertos son claros: El Covid-19 no es un respiro para el calentamiento global.
 
 
Captura de pantalla 2020-03-31 a las 10.20.55 a.m.
 

 
Marcelo Mena, ex ministro del Medio Ambiente, en conjunto con el Centro de Acción Climática de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, analizaron las cifras del Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire, del Ministerio del Medio Ambiente y confirmaron una reducción en los índices de óxido de nitrógeno (NOX) y material particulado (MP2.5).

“Esto se debe principalmente a un menor movimiento de automóviles en la capital. La contaminación atmosférica en Santiago proviene principalmente de la industria (30%) y del transporte (31%)”, añade Marcelo Mena.

En el mismo sentido, Raúl Cordero, Climatólogo y académico del Departamento de física de la Universidad de Santiago, llegó a la misma conclusión utilizando la red de monitoreo global Aeronet de la Nasa. Se trata de una medición de “aerosoles” que son las partículas en suspensión en el aire. El análisis en cuestión muestra que el espesor óptico de Aerosoles en Santiago bajó entre 20 y 25% entre el 15 y 25 de marzo, debido a la menor circulación de vehículos particulares.
 
 
 

 
En cuanto al cambio climático, Raúl Cordero, es enfático en mencionar “esto no tendrá ningún impacto significativo en el cambio climático”, agregando que “la crisis climática no es consecuencia de las emisiones de un año, es consecuencia de las emisiones acumuladas en 100 años, ya que el daño producido en la atmósfera es tan grande que una cuarentena no tendrá un efecto significativo. Requiere un esfuerzo colectivo de largo plazo mucho más intenso que una cuarentena de unos meses, lo que nos pone en perspectiva de lo enorme que es el desafío”

Finalmente, por qué no preguntarnos si lo que está ocurriendo es causal - episódico o es una consecuencia de nuestro actuar y de la forma en como interactuamos con nuestro entorno y cómo usamos los recursos naturales que la naturaleza y nuestro planeta nos entregan. Es una pregunta compleja, por lo mismo, queremos invitarlos a reflexionar, a involucrarnos con lo que está ocurriendo, a tomar conciencia de nuestro accionar y por sobre todo a que, si exigimos cambios en políticas públicas, también lo hagamos nosotros, donde prime el respeto, la empatía, el amor y la visión de largo plazo en dejar un mejor mundo a nuestras generaciones futuras.

Conoce más de esta noticia en el siguiente link: www.latercera.com